Misión

En razón de lo anteriormente expresado y cumpliendo con la explicación y el mandato que encontramos en II Corintios 58:17,18, 20 el cual dice:
 
“Por lo tanto, el que está unido a Cristo es una nueva persona. Las cosas viejas pasaron; se convirtieron en algo nuevo. Todo esto es obra de Dios, quien por medio de Cristo nos reconcilio consigo mismo y nos dio el encargo de anunciar la reconciliación… así que somos embajadores en nombre de Dios… ”.
 
Nuestra misión consiste en fomentar la dignidad humana, la reconciliación y la paz por medio del estudio, la reflexión, el diálogo, la incidencia, la solidaridad, la oración, asistidos por el Espíritu Santo y sirviendo a las instituciones religiosas y a la sociedad en la medida de nuestras posibilidades.